sábado, 8 de noviembre de 2014

El nuevo negocio de Pokemon... ¿e-Sport?

No, no me refiero al negocio del  que se lucran Nintendo y un sinfín de marcas más atiborrándonos a merchandising del fenómeno. Me refiero más bien a… a cualquiera, realmente.


Esto ha evolucionado hasta el punto en el que se trafica con esos monstruos de bolsillo* como si fuésemos del Team Rocket. ¿Habéis oído hablar de los criadores Pokemon? Personas que se dedican a conseguir el Pokemon perfecto y después venderlo.  No es tan raro, al fin y al cabo, las cartas de Magic se pueden llegar a vender muy caras, ¿por qué no un Pokemon? Aunque quizás se entienda mejor comparando a estos criadores con los chino-farmers del Wow, que venden oro del juego, objetos especiales e incluso te suben la cuenta… siempre que puedas pagarlo con dinero real.


Este es un negocio más nuevo que viejo, porque aunque Pokemon lleva con nosotros ya casi 20 años (18, concretamente), solo ha sido posible gracias a la vuelta de tuerca que le han dado a algo tan simple como entrenar una especie de tamagochi. Todo el mundo puede tener un pokemon y todo el mundo puede divertirse jugando, pero conseguir el pokemon perfecto es harina de otro costal. Poco a poco han ido introduciendo mejoras que los fans incondicionales ya conocemos de sobra pero a un casual le podrían sonar a chino: los movimientos huevo, las naturalezas, los IV’s, los puntos de esfuerzo limitados y las habilidades especiales complican un poco el asunto, sobre todo porque algunas de estas características son random y tienes que capturar mil veces el mismo bicho hasta que tiene todo lo adecuado (¡o conseguir unos papis que lo tengan!).


Y quién compra este tipo de Pokemon a los criadores son los interesados en la otra forma de hacer negocio jugando, los competidores. Ahora todos podemos ser como Ash Ketchum y apuntarnos a la Liga Pokemon. Hay torneos tanto oficiales como fanmade y desde regionales hasta mundiales. Aunque una cantidad monetaria no suele ser el premio, sí que hay un trofeo, packs especiales y, lo más parecido al dinero, becas. Algo que por cierto me parece genial ya que el público suele ser joven y estar estudiando todavía. Os dejo la página oficial donde explican las reglas y todo lo necesario a saber para participar, por si queréis echarle un ojo.


¿Qué pensáis de la existencia de este submundo pokemaníaco? ¿Lo conocíais ya?

Voy a ser algo más osada y terminar el post lanzando una reflexión personal: si pokemon se ha convertido en este tipo de negocio: tiene escena competitiva, se juega bajo unas reglas y muchísima gente, aunque sea menor, lo sigue, ¿no lo convierte en un e-Sport? Además, recordemos que se ha llegado a expandir hasta esos criadores que me atrevo a comparar con los Elo Boosters. ¿Qué opináis?

Información de interés: Según Wikipedia: "Se entiende por deportes electrónicos o e-Sports a los videojuegos en un ámbito competitivo donde se juegan con reglas competitivas y hay una audiencia."


*El nombre Pokémon viene de la abreviación de Pocket Monsters, que en español significa Monstruos de Bolsillo.